La tarea de confeccionar prendas de vestir en un taller de costura, conlleva riesgos que pueden afectar al o los trabajadores en el mismo, como son: atrapamientos, cortes y amputaciones, golpes, caídas a igual y distinto nivel, sobreesfuerzos, ruidos, quemaduras, contactos eléctricos o incluso incendios.

Por ello debemos mencionar algunas medidas de prevención que hay que seguir en un taller de confección:

  • Comprar máquinas y herramientas seguras que tengan el marcado CE, teniendo en cuenta el nivel de ruido que producen durante su normal funcionamiento.
  • Colocar interruptores de emergencia accesibles que permitan parar la máquina inmediatamente.
  • Usar los EPI que sean necesarios (guantes, gafas,…).
  • Colocar una pantalla de plástico transparente para proteger los ojos contra los fragmentos de agujas rotas que puedan desprenderse de las máquinas de coser.
  • No usar los aparatos eléctricos con las manos mojadas o húmedas.
  • No ocupar máquinas ni equipos que estén en mal estado.
  • Emplear extensiones eléctricas certificadas y que estén en buenas condiciones.
  • Sujetar o anclar firmemente las estanterías a elementos sólidos, colocando las cargas más pesadas en los estantes bajos y no permitir que se supere la capacidad de carga de las estanterías. Asimismo, usar medios apropiados (escaleras) para colocar o bajar objetos pesados de las estanterías.
  • Colocar en los altillos o zonas de trabajo elevadas barandillas, barras intermedias y plintos.
  • Eliminar la suciedad, papeles, grasas y obstáculos contra los que se pueda tropezar y retirar los objetos y herramientas innecesarias o que no se estén utilizando además de ordenarlos en paneles o cajas.
  • Realizar un control visual antes de comenzar a trabajar, para detectar defectos reconocibles e Instalar una iluminación adecuada en el lugar de trabajo y en los pasos y accesos.
  • Evitar el uso de “ladrones”.
  • Utilizar en paredes y techo revestimientos que absorban el ruido y aislar las fuentes de ruido, instalándolas lo más lejos posible de las zonas de trabajo. También, reducir el tiempo de exposición mediante turnos de trabajo, evitar el paso por zonas de alta exposición, etc.
  • Colocar extintores de incendio adecuados a la clase de fuego.

Cumpliendo las medidas de seguridad y la legislación vigente evitaremos posibles situaciones de riesgo en el entorno laboral. No hay que olvidar la formación pertinente que tienen que recibir todos los empleados en tema de prevención de riesgos.