Cuando hablamos de riesgos laborales o mobbing laboral, pensamos en casos de estrés, violencia, acoso laboral, acoso sexual, inseguridad contractual, etc; pero también hay otros casos de riesgos psicosociales más sutiles que a la vez siguen siendo motivo de denuncia por el sufrimiento al que puede llegar el trabajador.

Hay un caso muy especial que le ocurrió a una trabajadora de un horno-pastelería del Puerto de Sagunto en 2005. Esta trabajadora denunció a la empresa para la que trabajaba porque sus jefes le habían pagado las últimas dos mensualidades en monedas de 1 y 2 céntimos dentro de un cubo. Estos querían despedirla en cuanto se quedó embarazada. Recibía su mensualidad delante de sus compañeros y tenía que soportar las risas de todo el mundo. Cuando recibió los cubos tuvo que pedir ayuda a una amiga para poder llevar su mensualidad a casa mientras su jefe le decía que le devolviera los cubos.

Como el caso de esta mujer puede haber pocos, pero casos de mobbing en el trabajo y otros riesgos psicosociales hay constantemente. Por ello tenemos que saber a qué nos enfrentamos y como nos ampara la ley. En la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (31/1995) establece de forma taxativa en su artículo 14 párrafo 2, la obligación del empresario de garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo, factores psicosociales incluidos. Consulta la LPRL aquí.

Para afrontar y vencer el acoso psicológico se recomienda:

–          Tomar consciencia

–          Cuidar la salud

–          Buscar aliados

–          Afrontar el problema con valentía

–          Luchar sin odio