Se acaba el verano y llega septiembre con sus lluvias y sus tormentas eléctricas, y con ellas llegan los posibles riesgos por fulguración. ¿Sabrías qué hacer en caso que una persona sea alcanzada por un rayo?

Te damos algunas pautas de primeros auxilios en el caso de que una persona sea alcanzada por un rayo:

  • La descarga eléctrica no permanece en la persona afectada por lo que puede atenderse con toda seguridad y debe hacerse inmediatamente.
  • Si la persona está inconsciente, comprobar si hay pulso y respiración.
  • Si tiene pulso pero no respiración, empezar la respiración boca a boca.
  • Si no tiene pulso, comenzar las maniobras de resucitación cardiopulmonar.
  • Las personas que sufren parada cardiorrespiratoria por un rayo tienen mayor probabilidad de salir de la misma que la que se debe a otras causas, por lo que es de la máxima importancia comenzar la reanimación cuanto antes.
  • Comprobar si hay otras lesiones, tales como fracturas. En caso de sospecha de fractura vertebral evitar todo movimiento.
  • Las quemaduras deben buscarse especialmente en dedos de manos y pies y en zonas próximas a hebillas, joyas, medallas, etc. Lo habitual es que haya dos áreas que presenten quemadura, correspondientes a las de entrada y salida de la corriente eléctrica.
  • Mantener caliente a la víctima hasta la llegada de los equipos de urgencia.
  • Si una persona alcanzada por un rayo se muestra tan solo aturdida y no parece presentar heridas de importancia, aun así debe recibir asistencia médica para valorar el impacto real del rayo sobre su organismo.

¿Cuántas posibilidades hay de que te caiga un rayo encima? Se ha calculado que la posibilidad o probabilidad que hay de que te caiga un rayo encima es de 1 a 3.000.000. Aunque eso depende de varias cosas, como: si vas en bici, si te colocas debajo de un árbol, si te mueves, si llevas un paraguas… etc. Ten en cuenta que si calculas las posibilidades que tienes de que te toque un Euromillón, es de una entre 116.000.000 (más o menos). Esto es, casi 40 veces más probable que te caiga un rayo a que te toque el Euromillón o, lo que es lo mismo, antes de que te toque el Euromillón te caerán 40 rayos encima (estadísticamente).