Aunque durante estos años se ha avanzado en el desarrollo de la normativa referente a prevención de riesgos laborales, pero la implantación de algunas normas de prevención no ha ido aplicándose paralelamente. Este es el caso del trabajo en temperaturas extremas: las empresas siguen sin incluir en su gestión la prevención de los riesgos a los que están expuestos los trabajadores/as, aunque sí existe un cumplimiento documental de las obligaciones derivadas de estas normas.

Por esta razón, os damos algunas pautas que debe seguir el empresario en caso de trabajos en condiciones extremas. El empresario debe, según la legislación vigente:

  • Realizar la identificación de los peligros y evaluarlos para determinar si los riesgos son significativos.
  • Controlar los riesgos significativos, por medio de la eliminación del factor de riesgo, o aislando el riesgo donde esa eliminación no sea posible o factible, y minimización del
  • Velar por la vigilancia de la salud de sus trabajadores/as y garantizar una vigilancia de la salud específica a los trabajadores/as especialmente sensibles, ya que aquellos que tengan problemas cardiovasculares, respiratorios, renales, diabetes, etc. son más sensibles a los efectos del estrés térmico.
  • Informar y formar a los trabajadores/as sobre los riesgos, efectos y medidas preventivas relacionadas con la exposición al calor extremo durante las horas de trabajo. También deben adiestrarles en el reconocimiento de los primeros síntomas de las afecciones del calor, para que sean capaces de identificarlas en ellos mismos y en sus compañeros y en la aplicación de los primeros auxilios.
  • Organizar el trabajo para reducir el tiempo o la intensidad de la exposición: estableciendo pausas fijas o permitiendo pausas según las necesidades de los trabajadores/as; adecuando los horarios de trabajo al calor del sol; disponiendo que las tareas de más esfuerzo se hagan en las horas de menos calor; estableciendo rotaciones de los trabajadores/as, etc.

En definitiva, se trata de que el empresario vele por la seguridad de sus trabajadores y ayude a reducir los accidentes laborales por trabajar a temperaturas extremas.