El 20 de noviembre de 2013, la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, dictó sentencia por no aplicar retención de IRPF a las indemnizaciones abonadas a empleados al finalizar sus contratos temporales.

El Tribunal Económico-Administrativo Central confirma la interpretación efectuada por la Inspección Tributaria y señala que la aplicación de la exención requiere no solo que las indemnizaciones se abonen con carácter obligatorio, sino que tengan su causa en el despido o cese del trabajador, y solo cuando el trabajador tenga derecho a una indemnización por cese.

Sin embargo, la Audiencia Nacional señala que las indemnizaciones analizadas surgen de los contratos de trabajo temporales, al igual que sucede con las extinciones del contrato por despido, y que en todos los casos van acompañadas de una indemnización obligatoria.

Por tanto, dado que en ambos casos la indemnización es obligatoria y en ambos casos se produce la extinción del contrato conforme a las causas del artículo 49 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, las indemnizaciones satisfechas a los trabajadores por extinción de sus contratos de trabajo temporales deben tratarse como rentas exentas.