Desde el pasado 16 de marzo de 2013, es posible compatibilizar el cobro del 50% de la pensión de jubilación con la realización de cualquier trabajo por cuenta ajena o propia. Así lo refleja el Real Decreto Ley 5/2013 de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, que permite que el trabajador pueda percibir el 100% del sueldo, así como el  50% del importe de la pensión, durante la compatibilidad trabajo-pensión.

Para acceder a esta medida, se precisa haber llegado a la edad legal de jubilación, sin tener en cuenta bonificaciones o jubilaciones anticipadas; y haber cotizado el mínimo de años necesario para acceder a una pensión con el 100% de la base reguladora. La pensión será compatible con la realización de cualquier labor por cuenta ajena o por cuenta propia en el sector privado, tanto si se realiza a tiempo completo o parcial, sin límite de ingresos. Aunque sí se excluye de la compatibilidad el desempeño de un puesto de trabajo o alto cargo en cualquier Administración Pública.

En cuanto a la asistencia sanitaria, durante el periodo de jubilación activa el titular mantendrá la condición de pensionista a efectos de reconocimiento y percibo de las prestaciones sanitarias y farmacéuticas.  Cuando el trabajador decida jubilarse de modo definitivo percibirá el 100% de la pensión reconocida inicialmente.

Durante la realización del trabajo, los empresarios y los trabajadores cotizarán a la Seguridad Social únicamente por:

  1. Incapacidad temporal.
  2. Por contingencias profesionales, según la normativa reguladora del régimen del sistema de la Seguridad Social correspondiente.
  3. Quedarán sujetos a una cotización especial de solidaridad del 8%, no computable para las prestaciones, que en los regímenes de trabajadores por cuenta ajena se distribuirá entre empresario y trabajador, corriendo a cargo del empresario el 6% y del trabajador el 2%.

Las empresas en las que se compatibilice la prestación de servicios con el disfrute de la jubilación no deberán haber efectuado despidos improcedentes en los 6 meses anteriores a dicha compatibilidad, y deberán mantener el nivel de empleo existente antes de su inicio durante toda su vigencia. Esta nueva modalidad de jubilación podría resultar de especial interés para los Trabajadores por cuenta Propia o Autónomos.

Consulta el Real Decreto Ley 5/2013, de 15 de marzo