El Gobierno aspira a integrar las inspecciones autonomicas de Trabajo y Seguridad Social antes de que concluya el año 2014, lo que le obligará a elaborar y aprobar una nueva Ley Ordenadora del Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS).

Los objetivos de la medida son: la creación de una Autoridad laboral estatal dotada de competencias para resolver las sanciones propuestas por la ITSS a empresas de ámbito nacional; la instauración de la Alta Inspección del Estado en materia laboral, estableciendo una programación específica de inspecciones en materia laboral sobre todas las comunidades autónomas; y reforzar la posición organizativa- institucional de la ITSS en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.