La denuncia se presentó ante evidencias de la utilización por parte de las Mutuas de fondos públicos de la Seguridad Social para actividades privadas.

La denuncia fue interpuesta en 2007 por ASPA, Asociación de Servicios de Prevención Ajeno ante la Comisión Nacional de Competencia por considerar que las mutuas podrían haber seguido un conjunto de conductas restrictivas de la competencia en el mercado de los servicios de prevención de riesgos laborales, entre estas actuaciones aplicar personal, inversión en instalaciones, equipamientos sanitarios de su actividad preventiva privada a los fondos de la Seguridad Social, establecer ofertas conjuntas con precios inferiores a costes reales, realizar reconocimientos médicos laborales con cargo a la Seguridad Social, etc. 

Siete años después el Tribunal Supremo considera la coherencia de la tesis nuclear de ASPA en lo referente a las situaciones de competencia desleal e intrusismo de las mutuas en el mercado de la prevención de riesgos laborales, estimando la decisión de sobreseimiento ratificada por la Comisión Nacional de la Competencia en 2008 contraria al ordenamiento jurídico. 

Falla la sentencia estimando que las conductas de las mutuas denunciadas en el expediente en cuestión constituían un falseamiento de la libre competencia por actos desleales. 

Esta sentencia se publica en pleno debate sobre el Anteproyecto de Ley de Mutuas, en el que entre otros asuntos, la Administración obliga a las Matepss a la venta de las Sociedades de Prevención de Riesgos Laborales. 

Fuente: ASPA