El pasado mes de febrero, uno de los trabajadores de una empresa cliente de Laborsalus sufrió un accidente con resultado de incapacidad temporal. Ante estos hechos, la inspección de trabajo realizó –en mayo- una investigación resultado de la cual propuso un incremento del 30% de las prestaciones de Seguridad Social de dicho trabajador, por entender que el accidente de trabajo ocurrió como consecuencia de la omisión de seguridad, con infracción de los artículos 14.1 y 2, 16.2 y 17.2 de la ley 31/95 de 8 de noviembre.

Ante dicha resolución –y gracias a que dicha empresa disponía de Service Pack- la asesoría jurídica de Laborsalus recurrió la sentencia, consiguiendo finalmente la exoneración de toda responsabilidad a la empresa cliente y el no recargo de las prestaciones.