El Grupo Michelin ha presentado su Plan Joven de Seguridad Vial, que persigue el objetivo de que los jóvenes asuman y respeten las normas de tráfico como valores en sí mismas y como un bien común.

Michelin quiere que los jóvenes tomen conciencia sobre el peligro que suponen en carretera la velocidad, el consumo de alcohol y la atención insuficiente, teniendo en cuenta que los accidentes no suelen darse por desconocimiento o ignorancia de las normas, sino por la falta de asimilación de las mismas.

La campaña, que ya comenzado, finalizará en 2015 y se desarrollará en el ámbito de las universidades y con un objetivo de participación de más de 20.000 jóvenes en estos tres años. Recorrerá 20 centros universitarios para llevar a cabo las diversas actividades organizadas, durante una semana en cada una de las universidades.

“Concienciar a los jóvenes de 18 a 25 años sobre la seguridad al volante es la principal misión del nuevo plan Michelin”.

La campaña del Grupo Michelin ofrece la posibilidad de participar en diversas actividades diseñadas con un carácter marcadamente dinámico y recreativo. Partiendo de un cómic de terror que narra la invasión de “locos al volante”, capaces de acabar con quien se cruce en su camino, y hasta con su propia vida, el Plan Joven permite tomar parte en atractivas acciones que buscan transmitir los mensajes establecidos.

En cada centro, Michelin tendrá varias actividades que permitirá a los jóvenes entender mejor la seguridad vial y los efectos del alcohol, las distracciones, etc. Las actividades en las que podrán participar son las siguientes:

  • Test de conducción: Con un simulador de conducción MINI, permitirá comprobar la importancia de los neumáticos y su estado de conservación, además de poder valorar el efecto de la velocidad (si es excesiva o no).
  • Simulador de vuelco: Con esta máquina se trata de concienciar a los jóvenes del uso del cinturón de seguridad. En el dispositivo se experimenta la sensación de dar una vuelta de campana.
  • Gafas de simulación de alcohol: Simula la dificultad de realizar una serie de pruebas bajo los efectos del alcohol.
  • Scaletrix: Se trata del clásico juguete que tanto no gusta a muchos, pero en el que se tratará de demostrar que nunca hay que perder la vista de la carretera. Los participantes tendrán que dar tres vueltas en un tiempo cronometrado al tiempo que tratan de mandar un mensaje o marcar un número de teléfono.
  • Aplicación: Todos aquellos que lo deseen podrán descargarse la aplicación “Crash Attack”. Es un juego con cinco niveles educativo y gratuito. Está disponible para IOS y Android en la Apple Store y Google Play. Podrán probar con este juego la habilidad como peatón evitando varios tipos de “locos al volante”.