El calor de los meses del verano son un factor de riesgo laboral para muchas profesiones, especialmente, aquellas que desarrollan su actividad al aire libre. La insolación o el denominado “golpe de calor” pueden acarrear consecuencias fatales que deben ser adecuadamente prevenidas y sobre las que es necesario actuar con celeridad. El control constante de la temperatura del lugar de trabajo, contar con la hidratación adecuada y sobre todo identificar rápidamente los síntomas pueden ser factores determinantes a la hora de afrontar este tipo de situaciones en el ámbito laboral.

LA INSOLACIÓN Y EL GOLPE DE CALOR

La insolación es el resultado de la exposición excesiva a los rayos del sol. Puede abarcar desde molestias, en el mejor de los casos, hasta enfermedades más o menos graves, incluido el golpe de calor (que puede darse por la exposición al calor intenso del sol o de otras fuentes).Cuando el cuerpo es incapaz de enfriarse mediante el sudor en cualquier tipo de actividad (laboral, deportiva, lúdica, etc.) pueden presentarse una gran variedad de trastornos: síncope, edema,calambres, agotamiento y afecciones cutáneas.

El golpe de calor es un conjunto de síntomas potencialmente letal, producido por unainsuficiencia en la circulación sanguínea debido a un fallo en la regulación de la temperaturacorporal como resultado de una exposición al calor ambiental (golpe de calor clásico) o ejerciciofísico extenuante (golpe de calor del ejercicio), con una temperatura corporal interna mayor de 38’5°C, que puede llegar hasta los 40°C.

Durante la temporada de calor, se incrementan los riesgos para la salud y aumentan los efectosasociados a la exposición a temperaturas ambientales extremas. También se incrementan las enfermedades diarreicas agudas que pueden ocasionar cuadrosintensos de deshidratación y sus complicaciones.

Se debe considerar que el riesgo es elevado cuando lastemperaturas superan los 30º C, a la sombra, por el día o los 25º C por la noche. El riesgose acrecienta cuando se supera el 70% de humedad.Por todo ello en las épocas de calor es importante tener unainformación cotidiana de la situación de las temperaturasen la zona de los lugares de trabajo y esparcimiento, conociendo tanto losdatos de temperatura ambiental como de humedad relativadel ambiente y velocidad del aire.

El golpe de calor puede afectar a cualquier persona, pero los mayores de 65 años son especialmente vulnerables, debido a que tienen menos agua en su organismo, y es más fácil que se deshidraten cuando se exponen a temperaturas ambientales elevadas. Por esto, la actividad física que realicen debe llevarse a cabo en lugares frescos y protegidos de las radiaciones solares. Asimismo, se debe evitar exponer a este grupo de riesgo a temperaturas ambientales elevadas, por ejemplo en ceremonias cívicas o eventos deportivos.

LOS FACTORES DE RIESGO

  • Esfuerzos físicos intensos y su duración
  • Incapacidad para obtener fácilmente agua dulce
  • La exposición al calor
  • Uso de ropas inadecuadas
  • La falta de aclimatación al calor (es necesario un periodo entre 7 y 14 días

FACTORES MULTIPLICADORES DEL RIESGO

  • Estilo de vida: sobrepeso, baja condición física, no dormir suficiente.
  • Dieta y bebidas: cafeína, bebidas gaseosas con contenido de azúcar >6%, dietas bajas en sal.
  • Drogas: alcohol, cocaína, metanfetaminas.
  • Enfermedades graves; diarrea aguda, fiebre por cualquier razón, extensas infecciones de la piel, infecciones respiratorias.
  • Enfermedades Crónicas: enfermedades del corazón, diabetes, alcoholismo.
  • Medicamentos: alergias(antihistamínicos), náuseas(anticolinérgicos).
  • Antihipertensivos: alfaandrenérgicos (pseudoefedrina), bloqueadores debeta, bloqueadores de los canales del calcio, diuréticos.
  • Medicamentos adelganzantes: laxantes.
  • Medicinas para salud mental: benzodiacepinas, neurolépticos(fenotiacinas), antidepresivos tricíclicos.
  • Medicamentos para el tiroides

TRASTORNOS PRODUCIDOS POR EL CALOR

Síncope: se produce al estar de pie e inmóvil durante muchotiempo en sitio caluroso, cuando no llega suficiente sangreal cerebro. Pueden sufrirlo sobre todo los trabajadores noaclimatados al calor, al principio de la exposición. Los síntomasson: desvanecimiento, visión borrosa, mareo, debilidad, pulsodébil.

Agotamiento por calor: en condiciones de estrés térmico porcalor: trabajo continuado sin descansar y sinreponer agua y sales, debido a la sudoración. Debilidad y fatigaextremas, náuseas, malestar, mareos, taquicardia, dolor decabeza, pérdida de conciencia pero sin obnubilación. Piel pálida,fría y mojada por el sudor. La temperatura corporal puede superarlos 39 ºC

Golpe de calor: fenómeno poco frecuente pero MUY GRAVE; es una urgencia médica. Se caracteriza por un aumentode la temperatura por encima de los 40ºC, piel seca y caliente,pulso rápido y probable aparición de convulsiones y coma; todoello como consecuencia de la quiebra total del mecanismo deregulación mencionado y que puede provocar la muerte. Requiereuna atención hospitalaria urgente. 

SÍNTOMAS DEL GOLPE DE CALOR: sudoración excesiva al inicio con posterior falta de sudor, enrojecimiento y resequedad de la piel, aceleración del ritmo cardiaco con latido débil, respiración rápida y debilitada, debilidad, visión borrosa, inquietud, fiebre con temperatura del cuerpo superior a los 40ºC, mareo, dolor de cabeza, dolores musculares, náuseas, confusión y desorientación, inconsciencia, convulsiones, coma.

MEDIDAS PREVENTIVAS

  • El momento más propicio para sufrir ungolpe de calorsuele ser al día siguiente de haber realizado un trabajo muy pesado, un entrenamiento o partido muy intenso con sudoración excesiva ydeshidrataciónpor el calor. De ahí la importancia que tiene respetar los periodos de recuperación y realizar una buena rehidratación después del esfuerzo. Hay que huir del concepto erróneo de que la hidratación previene el golpe de calor. La hidratación es efectivamente necesaria, pero no previene el golpe de calor. Hay que beber conforme a las necesidades individuales.
  • Los trabajadores, deportistas, y público en general, deberán informarse, antes de realizar un esfuerzo físico en un ambiente caluroso, sobre la carga de trabajo, el esfuerzo a realizar, la duración del esfuerzo y el nivel de estrés por calor que tendrán que soportar, así como sobre los riesgos de sufrir un golpe de calor.
  • Conocer los síntomas de los trastornos producidos por el calor.
  • Evitar, o al menos reducir, el esfuerzo físico durante las horas más calurosas del día, o en su caso, evitar exponerse al sol, sobre todo en horas en que éste calienta más y las radiaciones son más fuertes, lo que sucede entre las 11 y las 17 horas.
  • A medida que la temperatura ambiental aumenta hay que reducir la duración e intensidad de la actividad física o el deporte.
  • Prever fuentes de agua potable próximas a los puestos de trabajo o de entrenamiento y beber  agua en abundancia, sobre todo si se suda mucho, aunque no se tenga sed. (un vaso de agua cada cuarto de hora)
  • Las bebidas isotónicas o deportivas son mejor que el agua sola, ya contiene azúcares e iones necesarios tanto para el músculo como para el cerebro. El sabor agradable incita a seguir bebiendo y ayudar a la recuperación de sodio y sales minerales.
  • En casos de deshidratación por exceso de sudoración, hay que procurar hidratarse adecuadamente.
  • Si no se dispone de bebidas isotónicas o soluciones de suero salino, una de las medidas caseras más importantes es la de mezclar en un litro de agua:
    • Una cucharada sopera de azúcar.
    • Uno o dos limones.
    • Una cucharadita, de tamaño café, de bicarbonato
    • Una cucharadita de sal.

Y beber en pequeñas cantidades. Con estas medidas, conseguiremos que muchos de los síntomas debidos a una deshidratacióninicial desaparezcan completamente.

  • Utilizar ropa amplia y ligera, con tejidos claros que absorban el agua y que sean permeables al aire y al vapor, ya que facilitan la disipación del calor.
  • Evitar beber alcohol o bebidas con cafeína, ya que deshidratan el cuerpo y aumenta el riesgo de sufrir enfermedades debidas al calor.
  • Distribuir el volumen de trabajo y ejercicio e incorporar ciclos de esfuerzo-descanso. Es preferible realizar ciclos breves y frecuentes de esfuerzo/descanso que períodos largos de trabajo y descanso.
  • Dormir las horas suficientes y seguir una buena nutrición son importantes para mantener un alto nivel de tolerancia al calor.
  • Proteger la cabeza con casco, gorras, sombreros o sombrillas, según sea el trabajo o ejercicio realizado.
  • Utilizar cremas de alta protección contra el sol.
  • Cerrar las ventanas con persianas, cortinas o telas para disminuir el calor dentro de la casa.
  • No permanecer mucho tiempo dentro de un vehículo estacionado o cerrado.

 TRATAMIENTO

  • En el tratamiento por un golpe de calorcada minuto que pasa es importante para evitar secuelas posteriores definitivas, por lesiones irreversibles de células del sistema nervioso central.
  • La primera actuación debe ser la de enfriar rápidamente “in situ” al trabajador o deportista. Si se puede, sumergir al afectado en una bañera de agua helada. Esta actuación es la ideal. Cuando esto ocurre, la recuperación suele ser del 100% de los casos. De no se así, es conveniente la aplicación de compresas de agua fría en la cabeza y empapar con agua fresca el resto del cuerpo. El enfriamiento del rostro y la cabeza puede ayudar a reducir la temperatura del cerebro. Se debe reducir la temperatura corporal disminuyendo la exposición al calor y facilitando la disipación de calor desde la piel. Se deben quitar las prendas innecesarias y abanicar a la víctima para refrescar la piel.
  • La gran mayoría de los afectados pueden volver a realizar los mismos esfuerzos, sin ningún problema, poco tiempo después de haber sufrido un golpe de calor
  • No se deben controlar las convulsiones que pudieran producirse. Las convulsiones son movimientos musculares que se producen de manera incontrolada debido a un fallo en el sistema nervioso central. Si se intentan controlar estos movimientos, se podrían producir lesiones musculares o articulares importantes. Es conveniente colocar algún objeto blando (ropa, almohada, cojín, etc.) debajo de la cabeza de la víctima para evitar que se golpee contra el suelo.
  • La segunda medida a tomar es el traslado del trabajador o deportista a un centro sanitario.

 

Descárgate La Ficha de “El Golpe de Calor

FICHA-golpe-de-calor